Explora todos los artículos

5 formas de reducir las compras de los niños en las aplicaciones del iPhone

No sigas pagando compras no autorizadas en las aplicaciones

Los cargos misteriosos en tu tarjeta de crédito por lo general son malas noticias y cuando te enteras de que fue tu hijo quien hizo las compras en tu cuenta de iTunes, puede ser difícil no dejarse llevar por la rabia. La verdad es que algunos niños no se dan cuenta de que gastan dinero real cuando las aplicaciones les piden que paguen para subir de nivel u obtener un arma mejor. También es posible que sí entiendan, pero que no piensen en las consecuencias de no obtener tu permiso. Si te ha sucedido esto, no estás solo. El problema es tan generalizado que Common Sense Media y otras organizaciones enviaron una queja a la FTC (Comisión Federal de Comercio).

Hay ciertas cosas que puedes hacer para prevenir que tus hijos acumulen cuentas altas con las compras en las aplicaciones del iPhone, iPod Touch o iPad. Los consejos a continuación te pueden ayudar:

Restringe el acceso. Usa "Screen Time" (Tiempo de uso) para desactivar la posibilidad de realizar compras dentro de las aplicaciones. Asegurate de que "Screen Time" (Tiempo de uso) esté prendido, sigue las preguntas para seleccionar los dispositivos en los que quieres activar esta configuración y crea o usa tu contraseña, luego ve a "Content & Privacy Restrictions" (Restricciones de contenido y privacidad). Haz clic en "iTunes & App Purchases" (iTunes Store y App Store) y luego en "In-App Purchases" (Compras dentro de la app) y elige "Don't Allow" (No permitir).

Establece un código de acceso de inmediato. A menos de que tengas una versión muy vieja de iOS, tienes la opción de requerir un código de acceso antes de hacer cualquier compra en la aplicación o permitir un periodo de gracia de 15 minutos durante el cual, después de realizar una compra inicial en una aplicación, puedes realizar compras sin tener que volver a ingresar el código para la cuenta de iTunes. Ve a "Settings" (Ajustes) selecciona tu nombre, pulsa " iTunes & App Store" (iTunes Store y App Store) y luego en "Password Settings" (Ajustes de contraseña) asegúrate de que la opción esté prendida y luego selecciona "Always Require" (Solicitar siempre) o "Require After 15 Minutes" (Solicitar tras 15 minutos).

Usa "Family Sharing" (En familia) Si quieres que tu hijo haga algunas compras, pero que no compre todo lo que le provoque, puedes crear un grupo familiar y seleccionar qué apps compartir con el dispositivo de tu hijo. Si quieren comprar apps, puedes seleccionar "Ask to Buy" (Solicitar la compra) para que puedas aprobar o negar compras, incluso si la aplicación es gratis, esta configuración se activa automáticamente si el dueño de la tablet o celular es menor de 13 años. Puedes usar esta herramienta aunque no tengas "Screen Time" (Tiempo de uso) configurado.

Establece expectativas. Una vez que realices la configuración en el dispositivo, es hora de que establezcas algunas reglas sobre las compras en las aplicaciones. Decide si estás dispuesto a pagar por ellas, y en caso de que sí, establece una cantidad máxima a través de los límites de iTunes. También puedes decirle a tu hijo que vas a comprar el juego pero no permitirás ningún cargo adicional. Cuando tu hijo quiera una nueva aplicación, busca el número de compras disponibles en ella (por lo general se encuentra en la página de descripción de la aplicación) antes de comprarla.

Selecciona aplicaciones sin compras. A veces hay que pagar más por aplicaciones que no tienen compras en la aplicación. Sin embargo, es posible que a largo plazo sea más barato pagar más en un inicio, pero evitar cargos adicionales para los que tengas que pedir explicaciones. En el caso de las apps para niños pequeños suele valer la pena.

Christine Elgersma
Christine Elgersma is the editor for learning app reviews as Senior Editor, Learning Content. Before coming to Common Sense, she helped cultivate and create ELA curriculum for a K-12 app and taught the youth of America as a high school teacher, a community college teacher, a tutor, and a special education instructional aide. Christine is also a writer, primarily of fiction and essays, and loves to read all manner of books. When she's not putting on a spontaneous vaudeville show with her daughter, Christine loves to hike and listen to music, sometimes simultaneously.