Explora todos los artículos

Cómo criar niños y adolescentes bilingües o multilingües con la ayuda de los libros

Consejos para que tus hijos lean en un nuevo idioma y lo practiquen en casa

Parent/caregiver and young child reading a book together

¿Estás tratando de enseñar a tus hijos un nuevo idioma? Ya sea el idioma de tu familia o simplemente uno nuevo, aprender otro idioma es bueno para el desarrollo de los niños. Les ayuda a adquirir habilidades importantes para la vida, como la comprensión auditiva, la resolución de problemas y el pensamiento crítico.

Estas ideas pueden ayudarte a apoyar a tus hijos para que aprendan otro idioma y lo practiquen en casa. A medida que desarrollen sus habilidades, diles que no importa si cometen errores, ¡es parte del proceso de aprendizaje!

Los siguientes consejos están agrupados por edad, pero muchos pueden ser útiles para niños de todas las edades y niveles de aprendizaje. Revísalos para ver cuáles se adaptan mejor a tus hijos.

Para niños de 3 a 8 años

Dales varias opciones de libros y deja que ellos elijan el que quieren leer. Lo más probable es que tus hijos estén más dispuestos a aprender si les interesa lo que están leyendo. Si realmente les encanta un libro o una serie de libros en particular, ¡que los vuelvan a leer! Leer la historia una y otra vez les ayudará a familiarizarse más con las palabras, el significado y cómo se escribe de forma natural en ese idioma.

Lean juntos en voz alta y escuchen audiolibros. Escuchar los sonidos es muy importante para aprender un nuevo idioma. No solo es divertido sentarse juntos y compartir historias en familia, sino que los niños se benefician al escucharlas. Y si el idioma es parte de la cultura y el origen de tu familia, intenta relacionar las historias que leen con tus propias experiencias. Estas conversaciones pueden ayudar a tus hijos a entender la historia y reflexionar sobre lo que escuchan.

Busca narraciones de cuentos en tu biblioteca local. Muchas bibliotecas públicas organizan eventos de narraciones de cuentos y visitas de autores para niños, con libros en diferentes idiomas. Intenta llevar a tus pequeños a estas sesiones para que escuchen, lean y hablen el idioma con su comunidad.

¡Haz que sea divertido! Motiva a tus hijos a hablar varios idiomas convirtiéndolo en una experiencia divertida. Cuando sea posible, lleven sus libros y lean juntos en el parque o en la biblioteca. Organiza un rincón de lectura en casa, donde todos puedan dejar volar su imaginación.

Para niños de 9 a 12 años y adolescentes

Busca versiones traducidas de sus libros favoritos. Anima a tus hijos a volver a leer sus libros favoritos en un segundo (o tercer) idioma. Leer las traducciones de libros que ya conocen puede exponer a los lectores a mucho más que la historia misma. Pueden aprender frases y expresiones culturales, vocabulario y gramática.

Hablen sobre los libros que leen. Esto les da a los niños y adolescentes la oportunidad de hacer preguntas, reflexionar sobre lo que leen y hacer conexiones entre idiomas. Pueden entender más a fondo la historia y también aprender sobre diferentes puntos de vista.

Creen historias juntos. No tienes que hablar un idioma con fluidez para contar un cuento. Anima a tus hijos a comenzar a usar palabras y frases simples en las conversaciones y a hablar con más frecuencia en casa. ¡Luego ayúdalos a inventar sus propias historias inspiradas en los libros que leen!

Pídeles que escriban en el nuevo idioma más seguido. La lectura y la escritura van de la mano. A medida que tus hijos mejoren en la lectura, intenta que también escriban con más frecuencia. Ayúdalos a practicar la escritura en el nuevo idioma y formular oraciones cortas. Asigna un tiempo para escribir cada semana y luego compartan lo que escribieron, durante las noches en familia.

Raisa Masood

Raisa is passionate about helping kids thrive, which has led to her making a career out of reading and watching children's media. As a content editor at Common Sense, she works on tips and advice for families on managing media and tech at home. She has also previously worked in children's publishing and nonprofit organizations. Raisa loves to read, travel, and watch football (aka soccer). You can find her exploring New York City during her free time, and trying to hunt down the best dumplings in the city (she has a never-ending list).