3 reglas para mantener una dieta saludable de uso de los medios de comunicación

Tenemos que cuidar lo que comemos. De la misma forma es bueno vigilar cómo estamos usando los medios de comunicación y la tecnología. By Caroline Knorr
3 reglas para mantener una dieta saludable de uso de los medios de comunicación

La mayoría de los padres sufren y tratan de definir cuánto tiempo frente a las pantallas está bien y es correcto para los niños. ¿Ver media hora de un programa es lo apropiado? La verdad es que no hay una fórmula mágica. Una dieta saludable de uso de medios de comunicación es similar a cualquier plan nutricional: algunos días, se comen todos los guisantes y zanahorias y al otro dia pueden comer toda la comida chatarra que se les presente en una fiesta. Lo importante es que observes y te asegures de que logren un balance a largo plazo.

Una dieta saludable de medios tiene tres elementos básicos: lo que niños y jóvenes hacen, cuánto tiempo pasan haciéndolo, y si los contenidos que eligen son apropiados para su edad. En este punto, tú puedes ayudarlos a tomar las riendas y regular su propio uso. Mientras tanto, los siguientes consejos te pueden ayudar mucho:

Usen los medios de comunicación juntos.

  • Siempre que puedas, ve, juega y escucha con tus hijos. Habla con ellos sobre el contenido.
  • Cuando no puedas estar con ellos, pregúntales qué medios han utilizado. Haz preguntas y considera cuáles son los mensajes que te están comunicando.
  • Comparte tus propios valores. Explícales cómo te sientes acerca de resolver problemas de forma violenta, los estereotipos, la venta de productos, los dibujos animados o la publicidad dirigida a los niños.
  • Ayuda a tus hijos a establecer conexiones entre lo que aprenden en los medios con los eventos y actividades en los que ellos están envueltos, como deportes o artes, para que tengan una comprensión del mundo más amplia.

Sé un buen modelo.

  • Cuando tus hijos estén cerca, dales un buen ejemplo usando los medios y aparatos de la misma forma en que tu quieres que ellos los usen. Evita compartir todo lo que pasa en tu vida en las redes sociales. Pide permiso antes de publicar fotos de otros y establece tiempo en familia para estar desconectados.
  • Usa los medios y la tecnología como herramientas. Muéstrales a tus hijos la aplicación para direcciones, la que te muestra las noticias, o la que usas para editar fotografías. Enséñales que tus aparatos son un vehículo, una ayuda para lograr un objetivo.
  • Evita usar los medios como premio o castigo. De esa forma le estás dando mucho poder.

Vigila el reloj.

  • Establece límites que funcionen para ti y tu familia.
  • Permite que tus hijos seleccionen los tipos de entretenimiento para el día. Puede ser un programa, un juego, una app para aprender algo. Cuando les das la opción de escoger, puedes regular mejor su uso.
  • Límita las distracciones. Mantén los teléfonos y aparatos alejados de los niños y jóvenes cuando tengan que concentrarse en otras cosas como la tarea o sus responsabilidades en casa, por ejemplo. Eso hará mucho más fácil que terminen lo que tienen que hacer, y también puedes llevar mejor control del tiempo que pasan tus hijos frente a las pantallas.

¿Qué tipo de retos tienes en tu familia para lograr un balance en el uso de medios de comunicación?

Traducido y adaptado por: María Oxálide Alvarez

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Caroline Knorr

As Common Sense Media's parenting editor, Caroline helps parents make sense of what’s going on in their kids' media lives. From games to cell phones to movies and more, if you're wondering "what’s the right age for…?"... Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.