Cómo hablar con tus hijos sobre los YouTubers que se pasan de la raya

Anima a tus hijos a pensar sobre la ética de la videos más escandalosos que aparecen en YouTube By Caroline Knorr
Cómo hablar con tus hijos sobre los YouTubers que se pasan de la raya

"Terrible". Fue lo que dijimos cuando se descubrió que el gamer de YouTube PewDiePie creó videos racistas y antisemitas. "Trágico". Así reaccionamos cuando una mujer de Minnesota disparó y mató a su marido en un reto de YouTube que salió mal. "Indignante". Esa fue la respuesta masiva a la transmisión del vlogger de YouTube, Logan Paul, que mostró un cadáver colgado en el llamado bosque de los suicidios de Japón. Pero las cosas que son claramente ofensivas para los padres no necesariamente lo son para los niños, especialmente si fueron llevadas a cabo por una de sus queridas celebridades de YouTube. La actitud de “se vale todo” del sitio, el hecho de que sientan a las estrellas como amigos personales y, francamente, la desaprobación de los padres fortalecen la conexión de los niños con sus celebridades favoritas. Aun así, es importante hablarles sobre el comportamiento negativo que están viendo y escuchando. ¿Por qué? Porque, además de ti, YouTube es una de las influencias más poderosas en sus vidas.

Si bien hay muchas cosas buenas sucediendo en YouTube, no sorprende que sus estrellas traspasen los límites de lo aceptable. Por un lado, en su mayoría son jóvenes, sin límites, y más propensos a cometer errores. Además, cuanto más extrema sea la jugarreta o el chiste, más visitas obtienen, lo que puede traducirse en millones de dólares.

Así es como suele funcionar: un youtuber hace o dice algo totalmente impactante; la mitad de Internet estalla en indignación; y la otra mitad lo defiende. El video ofensivo es eliminado, pero no antes de que las personas se suscriban al canal para ver de qué se trata la controversia. Para completar el ciclo, el youtuber publica un video disculpándose. En medio de todo esto, el Youtuber aumenta su popularidad, acumula millones de visitas y aumenta milagrosamente su número de seguidores. Hasta hace poco, la empresa a la que pertenece YouTube, Google, aplicaba solo castigos menores a los youtubers que se pasaban de la raya y seguía recibiendo un porcentaje de sus ingresos por publicidad (ganancias que se ven reforzadas por las visitas a la página). Pero Google está intensificando las consecuencias para los presentadores cuyas jugarretas van demasiado lejos, aunque queda por ver si esto tendrá un impacto o no. Incluso después de que se descubrieron sus videos ofensivos y Disney lo excluyó de un acuerdo que tenían planificado, PewDiePie sigue siendo una de las estrellas mejor pagadas de Internet.

Aunque los padres saben que estas historias son sensacionalistas, muchos niños sienten que tienen que proteger a YouTube y sus estrellas. YouTube es su sitio favorito para ver noticias, videoclips, comediantes y mucho más. Los presentadores los introducen a lo nuevo y moderno, desde los videojuegos hasta el maquillaje y la moda. Los youtubers refuerzan esta conexión acumulando seguidores en redes sociales como Snapchat, Twitter e Instagram, compartiendo secretos íntimos e incluso visitando a sus fans. Usualmente los padres no ven tanto YouTube, y los niños sienten que "son dueños" de la plataforma. Entonces, cuando los padres critican algo que aparece en YouTube, los niños pueden tomarlo como algo personal, y pensar que los están criticando a ellos. Estas son algunas formas de iniciar una conversación abierta sobre YouTube con tus hijos:

Háblales sobre cómo funciona YouTube. Los youtubers ganan dinero en función de la cantidad de personas que ven sus videos. Cuantas más visitas obtengan, más dinero ganan. A menudo, esta "economía de la atención" significa que van a decir o hacer cosas escandalosas buscando atención, aunque sea negativa.
Pregúntales: ¿Crees que los youtubers tienen que irse a los extremos para obtener visitas? ¿Es Google responsable por ayudar a los youtubers a ganar dinero con jugarretas escandalosas? ¿Crees que está bien ver a la gente lastimarse o hacer cosas arriesgadas? ¿Deberían los anunciantes retirar su apoyo cuando los youtubers se pasen de la raya?

Háblales sobre la influencia de los youtubers. Los youtubers influyen en los niños más que las celebridades tradicionales debido a la estrecha relación que tienen con sus fanáticos. A las marcas como Pepsi, Doritos y Taco Bell les encanta asociarse con youtubers porque los hace parecer “cool” y aumentan la presencia de su marca incluso cuando los youtubers se comportan de manera inapropiada.
Pregúntales: ¿Es más probable que quieras un producto recomendado por un youtuber? ¿Dejarías de comprar un producto respaldado por un youtuber que hace videos ofensivos?

Háblales de la seguridad. Los youtubers, incluido el tipo que metió su cabeza en un microondas lleno de cemento, han demostrado que están dispuestos a hacer casi cualquier cosa por atraer visitas a su página. Es importante que los niños vean las consecuencias de esas estúpidas travesuras, como la conferencia de prensa del equipo de emergencia que no pudo ayudar a personas con problemas médicos reales por rescatar a ese youtuber.
Diles: ¡Nunca hagas nada ilegal o peligroso! Y dile a tus amigos tampoco lo hagan.

Anímalos a ver solo las cosas buenas de YouTube. Desde los tutoriales de Minecraft hasta los programas de cocina, hay muchos videos buenos en YouTube, así como ejemplos positivos. Ayuda a los niños más pequeños a crear listas de reproducción de los canales que aprobaste previamente  y diles que deben obtener tu permiso antes de hacer una búsqueda en YouTube, ya que pueden encontrar cosas no adecuadas para ellos.
Pregúntales: ¿Qué temas te interesan? Quizás haya un canal de YouTube dedicado a eso. Además, pídeles a tus hijos que te cuenten acerca de sus youtubers favoritos que no hacen cosas de mal gusto o riesgosas.

Háblales de cuáles son los límites que no se pueden cruzar. Darles un sermón acerca de cuán ofensivos son algunos youtubers probablemente caiga en oídos sordos. (Los niños pueden incluso aumentar su apoyo a la celebridad para no quedar mal porque les agrada alguien que cometió un error). En lugar de eso, simplemente diles lo que piensas de ese contenido. Lo ideal es que tus hijos reciban el mensaje de que confías en que ellos tomarán buenas decisiones por sí mismos.
Diles: No veré espectáculos en los que la gente ponga en riesgo su seguridad ni en los que tomen a la ligera algo realmente serio, como el suicidio o la violencia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Caroline Knorr

As Common Sense Media's parenting editor, Caroline helps parents make sense of what’s going on in their kids' media lives. From games to cell phones to movies and more, if you're wondering "what’s the right age for…?"... Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.