Cuidado: películas familiares con escenas que probablemente no quieres que tus hijos vean

Algunas películas consideradas para toda la familia contienen escenas sorprendentemente sexuales y no son aptas para niños de todas las edades By Betsy Bozdech
Cuidado: películas familiares con escenas que probablemente no quieres que tus hijos vean

Recientemente durante búsqueda de programación en diferentes canales, me dió gusto encontrar Splash, comedia de Ron Howard de 1984 sobre un tipo normal (Tom Hanks) que se enamora de una sirena (Daryl Hannah) es una película que me encantó cuando era niña y no lo había visto en mucho tiempo, así que felizmente comencé a verla. Al parecer, realmente había pasado mucho tiempo, ya que me había olvidado cuán picante era algo del humor en la película, desde tomas de Hannah corriendo desnuda hasta su implícita "tarde de placer" con el personaje de Hanks y también el hábito de su co-estrella John Candy de dejar caer monedas para mirar bajo las faldas de las mujeres. Me di cuenta de  que en realidad es una película no apta para niños  menores de 12 años.

Algunas películas que recuerdas como inocentes, pueden tener cosas dudosas porque tal vez ha pasado bastante tiempo desde que las viste y no es la versión editada para televisión que recuerdas. Para ayudarte a evitar sorpresas por algo totalmente inapropiado para menores de edad cuando quieras ver algunas de tus películas favoritas con tus hijos, te presentamos aquí algunos ejemplos de "sorpresas" que podrías no estar esperando:

  • Quisiera se grande (Big): Es otro de los clásicos de los 80’s de Tom Hanks. Éste incluye una buena cantidad de insinuaciones ("Tengo que estar arriba") e incluso una escena en la que Hanks, quien hace de un niño de 12 años atrapado en un hombre de cuerpo, toca el busto de la persona que le interesa.
  • Los caza-fantasmas (Ghostbusters): El diálogo de Bill Murray, el único que tiene un montón de dobles sentidos, pero lo realmente sorprendente de esta comedia de 1984 son las escenas en las que se insinúa que el personaje de Dan Aykroyd recibe sexo oral de un fantasma y en la que el personaje de Sigourney Weaver, mientras que esta poseída, se retuerce y le pide Murray que tenga relaciones con ella.
  • Vaselina (Grease): Hay un montón de coqueteo y burlas a la virginidad en este clásico musical de 1970. Además también esta un sub-trama de embarazo de adolescentes que se implica al tener la discusión de un preservativo roto.
  • ¡Dulce Hogar … a Veces! (Parenthood): Esta comedia de 1989 con Steve Martin es acerca de una familia grande, pero está clasificada PG-13. En la película hay varias referencias a relaciones sexuales -- incluyendo entre los adolescentes -- así como una escena memorable en que se va la luz y alguien toma lo que ellos piensan que es una linterna, pero definitivamente no lo es.
  • ¿Y dónde está el piloto? (Airplane!): El abuelo de todas las películas de parodia que puede ser clasificada PG, porque es de 1980, antes de que existiera la clasificación PG-13. Tiene un montón de insinuaciones y hasta una escena con una mujer sin sostén.
  • Se Busca Novio (Sixteen Candles): La mayoría de nosotros probablemente piensa en esta como una película de adolescentes, pero para que no tengan la tentación de ponerlo a los niños más pequeños ya que tiene clasificación PG (otra reliquia de la pre-PG-13 era), no se olviden de las escenas en ropa interior de una adolescente que se exhibe a un grupo de chicos, o el torso desnudo de otra.
  • La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast): Claro, es una película de princesas de Disney, pero la escena en la que todo el mundo participa en el número entusiasta "Gastón" tiene una sorprendente cantidad de escote en pantalla.

Muchas personas se apresuran a decir que los estadounidenses se ponen muy tensos por el contenido sexual en los medios de comunicación; ya sea que esté o no de acuerdo, nunca está de más estar preparado antes de poner una película para sus hijos, especialmente si son películas antiguas. Estos consejos te ayudarán en momentos inesperados:

  • Revisar las reseñas y comentarios detallados de la película para buscar escenas potencialmente problemáticas.
  • Para niños de 7 años y menores, trata de ver con ellos únicamente películas que tienen relaciones románticas simples y poca o ninguna insinuación o "acción" (aunque un poco de besos es probablemente aceptable si sus hijos tienen el estómago para eso -- pero a muchos de esta edad no les gusta). Evite cualquier película con imágenes que sean súper sexualizadas o con estereotipos sexuales, ya que esta es la edad en que los niños están empezando a notar las diferencias de género.
  • Para los niños entre las edades de 8 y 10 años, omite las películas con desnudos o sexo simulado. También es importante evitar películas que retratan los estereotipos sexuales; bromas de género son apropiados para su edad, pero el humor sexual degradante no lo es.
  • Para los preadolescentes mayores, besar y las dinámicas sociales de chico y chica están bien, pero ver comportamientos sexual más avanzado debe ser monitoreado por adultos responsables y mostrar consecuencias.
  • Prepárate para hablar de cualquier cosa que usted -- y sus hijos -- no esperaban ver.
  • No tengas miedo de decir "no" a una película de tu hijo no está preparado para ver (o que tú no estás listo para que vean).

Traducido y adaptado por: María Oxálide Alvarez

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Betsy Bozdech

Betsy's experiences working in online parenting and entertainment content were the perfect preparation for her role as Common Sense's executive editor of ratings and reviews. After earning bachelor's and master's... Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.