¿Estás pendiente del celular todo el tiempo?

Si a veces sientes que eres adicto a tu celular, lee estos consejos para reducir el uso de este y pasar más tiempo de calidad con tus hijos. By Sierra Filucci
¿Estás pendiente del celular todo el tiempo?

Si tienes un teléfono inteligente, es probable que te guste mucho. Tomas fotos de tus hijos, te comunicas con tus amigos y familia que están dentro y fuera del país, buscas recetas nuevas, ideas para manualidades y mucho más.

Pero mas allá de tu apego con tu teléfono celular, probablemente también te sientes culpable por usarlo tanto cuando estás con tus niños. Seguramente has leído que algunos expertos están hablando del fin de la conexión humana a causa del teléfono celular y definitivamente no quieres entrar al grupo de los padres que ignoran a sus hijos durante la cena por estar pendiente de los mensajes de texto que reciben. Y aunque los científicos no han probado nada aún, es posible que los padres de hoy estén un poco más distraídos de lo que solían estarlo.

Entonces, ¿cómo podemos adoptar una crianza moderna, usar la tecnología que está al alcance de nuestras manos y mantenernos como padres responsables?

Se trata de tomar el control de tu celular en lugar de dejar que él tome el control sobre ti. En pocas palabras: déjalo a un lado.

Establece límites

Define espacios y momentos en el día en los que no revisas el celular, en el que lo tengas a una distancia en la que lo puedas escuchar si te llaman, pero en la que no estés tentado de revisar si tienes notificaciones cada cinco minutos. Por ejemplo, la hora de comer o ‘la mesa’ es un buen lugar para empezar.

Sé consciente

Los celulares se han convertido en una parte tan normal de nuestras vidas que revisar Facebook o WhatsApp se ha convertido en un hábito. Si tienes dudas de qué tan adicto eres a tu teléfono, intenta dejarlo un día en casa. Te puedes sorprender al ver cuántas veces lo buscas y después darte cuenta de que en verdad no lo necesitabas. Para mantener el uso del celular bajo control, sobre todo cerca de tus hijos, intenta crear nuevos hábitos. Primero, elimina todas las notificaciones excepto las que sean realmente importantes para que no tengas que mirar tu teléfono constantemente. Antes de agarrar tu celular, pregúntate: ¿por qué estoy revisando mi celular? Si no tienes una buena razón, no lo agarres. 

Conviértete en un modelo a seguir

¿No te molesta cuando alguien con quien hablas pasa todo el tiempo viendo su celular? Es fastidioso ¿cierto? Y así es como se sienten tus hijos cuando te ven ocupado con tu teléfono cuando están intentado mostrarte sus nuevos pasos de baile. Dos consejos: primero, narra a tus hijos lo que estás haciendo en el teléfono. Segundo, si te das cuenta de que los estás ignorando por ver fotos en Facebook, entonces es hora de pensar cuándo y dónde deberías usar tu teléfono. Si limitas tu tiempo de entretenimiento con el teléfono y aparatos electrónicos en general, entonces estarás en una mejor posición para esperar lo mismo de tus hijos. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Sierra Filucci

Sierra is a journalist with a special interest in media and families. She has a master's degree in journalism from the University of California at Berkeley, and she's been writing and editing professionally for more... Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.