¡Mira con atención! Algunas películas clásicas presentan roles de género anticuados

Convierte esas escenas de películas clásicas que te hacen sentir vergüenza ajena en oportunidades para hablar acerca del sexismo en Hollywood. By Betsy Bozdech
¡Mira con atención! Algunas películas clásicas presentan roles de género anticuados

Entiendo por qué mi hija de 5 años de edad adora las historias de princesas, pero aun así, me molesta cuando, jugando, finge enamorarse de un príncipe, casarse con él y vivir por siempre feliz a su lado.

No quiero estropearle la diversión, pero intento aprovechar esas mismas historias de besos de amor eterno para hacerle ver otros aspectos y explicarle por qué es tan importante que las niñas cuiden de sí mismas. Al mismo tiempo, la guío hacia otras princesas más autosuficientes, como Mulan. Cuando los niños ven una y otra vez roles de género anticuados en películas clásicas y en general en los medios de comunicación, eso puede tener un impacto en la manera en que piensan acerca de sí mismos y en sus creencias acerca de lo que pueden llegar a ser cuando crezcan.

Por más que nos encante compartir películas clásicas con nuestros hijos, hay que reconocer que suelen tener muchísimos roles de género anticuados. Antes de comenzar a ver la película, asegúrate de estar preparado para tener una conversación con tus hijos, ya sean niñas o niños, sobre los mensajes que transmiten estas historias. 

Annie Get Your Gun: Es alegre y divertido, pero este musical de los años 50 se basa en la idea de que su protagonista hace creer que sus habilidades de disparo no son nada excepcionales para ganarse así el corazón de su competitivo y "macho" compañero (como dice la letra de la canción, "no puedes conseguir a un hombre con una pistola").

Beauty and the Beast: Aunque Belle, aficionada a la lectura e independiente, generalmente consigue un poco más de crédito que otras princesas de Disney, dejando aparte el síndrome de Estocolmo, el presumido villano Gastón es un estereotipo andante de lo que hace que un hombre sea "masculino". La propia película lo ridiculiza por ello, pero no ofrece demasiadas alternativas.

Carousel: Más tenebroso que la mayoría de los clásicos de Rodgers y Hammerstein, este musical aborda el tema del abuso doméstico y da a entender que los sentimientos de amor consiguen que una mujer supere el dolor físico.

Cinderella. Esta pobre chica está atrapada en una vida que se basa en la cocina y en la limpieza (sin una sola palabra de agradecimiento), y sus circunstancias solo mejoran cuando el príncipe, que no es más que un estereotipo del clásico príncipe guapo y rico, siente un flechazo, se enamora perdidamente de ella y se la lleva a vivir su palacio. ¿Empoderamiento? Cero. (Si quieres un enfoque con un poco más de poder femenino, echa un vistazo a Interstellar Cinderella.)

Grease: Es siempre divertido verla en las noches de verano, pero no olvidemos que Sandy básicamente se cambia de arriba a abajo para incrementar su atractivo frente a Danny, y ¡funciona! Ella y sus amigas son constantemente tratadas como objetos. Danny siente que no tiene más remedio que mentir a sus amigos y decir que tuvo sexo con ella para que piensen que es un tipo "cool".

The Little Mermaid: La impetuosa Ariel se enamora del guapo príncipe Eric a primera vista para luego renunciar a su hogar, a su familia y hasta a su voz, solo para tener la oportunidad de estar con él. ¿Por qué no es Eric, otro de los príncipes de quien todas se enamoran simplemente por su belleza, quien debería querer vivir bajo el mar?

My Fair Lady: Aunque el cascarrabias Profesor Higgins aprende unas cuantas lecciones importantes sobre cómo tratar a las personas con compasión y humanidad, la forma en la que trata a Eliza, deja mucho que desear y a ella ni siquiera parece importarle demasiado. Y no olvidemos su numerito musical "¿Por qué no pueden las mujeres parecerse más a los hombres?".

Oklahoma!: Will Parker va a echar un vistazo a las brillantes "luces" de Kansas City (incluido el "burlicue", también conocido como "burlesque"), mientras que Ado Annie, quien se describe como alguien tan cariñosamente liberal, DEBE querer que todo el mundo la bese ya que, simplemente, no puede decirle “no" a nadie. Además, las mujeres se subastan al mejor postor — las canastas de picnic en realidad es lo que se subasta, pero da igual y Curly es fuerte, protector, un "hombre masculino" en el sentido más tradicional y redundante de la palabra.

Peter Pan: Citado con frecuencia por sus anticuados estereotipos raciales, este clásico de Disney presenta a un buen número de personajes femeninos, destacándose Tinker Bell, enfrentados en batallas de celos por conseguir el afecto de Peter. Y, por su parte, en un momento dado, Peter hasta dice "las chicas hablan demasiado".

Rudolph the Red-Nosed Reindeer: Las niñas aguardan en casa, mientras que los chicos se van de paseo a la salvaje naturaleza. Cuando Clarice y la señora Donner, ¡quién ni siquiera entiende el significado de su propio nombre!, intentan ayudar, son inmediatamente capturadas por el detestable hombre de las nieves.

Sixteen Candles: Las chicas no merecen demasiado respeto en esta popular y querida comedia de los años 80 que filma John Hughes: los chicos pagan por ver la ropa interior de Sam y, en una escena, se sugiere que un chico tuvo sexo con una chica mientras ella había perdido el conocimiento por estar borracha. ¿Y, cuál es el motivo de esa atracción de Sam hacia Jake, eh? Porque aparte de una buena cabellera y un bonito automóvil, el chico no da para mucho más.

Sleeping Beauty: La pobre Aurora se enamora de su príncipe, otro guapo y bastante unidimensional héroe de Disney, tras verlo una sola vez, pero ni siquiera consigue hacer lo que le dicta su corazón. Al contrario, la envían a un castillo para casarla con alguien con quien estaba comprometida desde su nacimiento y no puede decir ni una sola palabra al respecto. Al final, todo se soluciona, pero la verdad es que apenas conoce a su príncipe antes de darle el famoso: "Sí, quiero".

Snow White and the Seven Dwarfs: Después de que su celosa madrastra, a quien solo le importa su belleza superficial, la eche a la calle, Blancanieves termina cocinando y limpiando para siete hombres mientras estos van a trabajar. A pesar de haber sido prevenida una y otra vez acerca del mal, se deja engañar fácilmente por la bruja disfrazada, pero entonces (por supuesto), viene un hombre al rescate.

Swiss Family Robinson: Los personajes femeninos de esta película clásica son un poquito dependientes de los típicos jóvenes y hombres fuertes y capaces de esta clásica historia de aventuras. La señora Robinson está demasiado emocionada con la cocina que le han construido sobre un árbol y los chicos comienzan inmediatamente a pelear por el corazón de Bertie/Roberta cuando descubren que es una chica, en lugar de un chico "afeminado".

¡Síguenos en Facebook para más consejos!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Betsy Bozdech

Betsy's experiences working in online parenting and entertainment content were the perfect preparation for her role as Common Sense's executive editor of ratings and reviews. After earning bachelor's and master's... Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.