Para asegurar un comienzo justo, necesitamos equidad digital.

Muchos niños en Estados Unidos todavía no tienen el acceso a la tecnología que necesitan para ser exitosos By Jim Steyer
Categorías: Activismo
Para asegurar un comienzo justo, necesitamos equidad digital.

En la sociedad de hoy, el acceso a la tecnología es la puerta a las oportunidades académicas y económicas. Esto es especialmente cierto en el caso de los niños, quienes necesitan tener acceso a computadoras, impresoras y el Internet para poder mantenerse al día con los trabajos en la escuela.

Pero muchos niños en Estados Unidos todavía no tienen el acceso a la tecnología que necesitan para ser exitosos. Un nuevo estudio de Joan Ganz Cooney Center muestra que esta tecnología esta todavía fuera del alcance de muchas familias estadounidenses, dejando sus hijos en desventaja en el salón de clases.

La brecha digital está creando nuevos retos para las familias de bajos ingresos y hace más difícil que los niños se mantengan al día. Asegurar la equidad digital es esencial para asegurar que todos los niños tengan un comienzo justo.

Cada vez más las escuelas apuestan por las herramientas digital de aprendizaje, y es cada vez más importante que niños y jóvenes puedan tener acceso portales de la escuela y sitios web de cada clase desde su hogar. Los maestros ahora comparten las listas de lectura, asignatura de tareas y otros recursos importantes relacionados a la escuela en línea. Entre los niños de 10 a 13 años de edad que usan las computadoras o el internet, el 81%, siempre o casi siempre, usan las computadoras o el internet para hacer la tarea, reporta el estudio del Cooney Center.

Sin embargo, para muchos estadounidenses, particularmente niños de bajos ingresos, es difícil tener acceso frecuente al Internet. Para padres de familia de ingresos medios y altos que se preocupan por limitar el tiempo que sus hijos pasan en línea, esto puede no parecer tan terrible. Pero la verdad es que la tecnología es ahora parte integral de nuestras escuelas y los estudiantes que no tienen acceso a ella están en gran desventaja.

El estudio de Cooney Center reporta que los padres de hoy entienden que el acceso a Internet es crucial para el futuro de sus hijos. Los padres de ingresos limitados tienen como prioridad el acceso a internet. Más de la mitad de los padres que compraron una computadora dicen que lo hicieron para mejorar la educación de sus hijos.

Pero para algunos, conectarse a internet es simplemente muy costoso. Cuarenta por cierto de los padres encuestados que no tienen una computadora dicen que el costo es la principal razón (en contraste, solo el 4% dice que es porque usan las computadoras en otros lados).

De manera similar, 42% de los encuestados que no tienen acceso a internet en casa indicaron que el costo es la principal razón para no tenerlo. Esto es especialmente cierto entre las familias con ingresos por debajo de la línea de pobreza, donde la mitad de los encuestados sin computadora en casa (53%) o acceso a internet en casa (50%) dicen que el dinero es la principal razón.

Podemos hacer mas para asegurar que el acceso a internet este disponible para todos. Los defensores de la equidad digital, incluyendo Common Sense Media, han dado pasos importantes trabajando con la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) para modernizar y expandir el programa federal E-Rate y ayudar a reducir la brecha digital.

Pero aún queda mucho trabajo por hacer. El Cooney Report muestra que el servicio de internet es demasiado caro para muchos estadounidenses, y no permite que muchos niños de bajos ingresos estén en línea o se traten de conectar a internet por medio de teléfonos móviles o conexiones con muy baja capacidad de datos.  Los hallazgos del estudio del Cooney Center dicen que el costo del internet es la razón mas grande para que las familias de bajos ingresos decidan no conectare a internet en casa, y esta es una de las razones por la que los grupos defensores apoyan la modernización del programa Lifeline del FCC para cubrir el costo de acceso a internet de banda ancha en los hogares de familias con bajos ingresos.

Mientras adoptamos todas las posibilidades educacionales que brinda la tecnología, no es suficiente asegurarnos que los salones de clases tengan acceso a internet. Debemos cerciorarnos que todos los niños estadounidenses también tenga acceso a internet de banda ancha y de buena calidad en casa para que puedan aprovechar las oportunidades educativas que trae la tecnología. Es el deber de todos asegurarnos que todos los niños se mantengan al día en la escuela y en la casa sobre nuestro creciente mundo digital.

¡Síguenos en Facebook para más consejos!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Jim Steyer

Jim is Common Sense Media's CEO and founder -- read all about him here. Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.