Teléfonos celulares: la opinión de Common Sense

Muchos padres están preocupados por la gran cantidad de tiempo que sus hijos pasan usando sus dispositivos móviles, algunos incluso piensan que sufren de adicción a los teléfonos celulares. Aquí te informamos sobre este importante tema. By Common Sense Media Editors
Teléfonos celulares: la opinión de Common Sense

Los teléfonos celulares ya no son sólo para hablar

Hoy en día, muy pocas veces se ve gente joven que no tenga un teléfono celular en la mano. Pero es probable que no lo estén usando para hablar. Es más probable que estén enviando mensajes de texto, navegando la Web, actualizando sus páginas de Facebook, jugando, descargando aplicaciones, divirtiéndose con los tonos de llamada, tomando fotografías, grabando videos y mucho más ¿Significa esto que sufren de adicción a los teléfonos celulares

Cuando les entrega teléfonos celulares a sus hijos, les está dando unas poderosas herramientas de producción de medios y comunicaciones. Pueden crear textos, imágenes y videos que se pueden distribuir por todas partes y subir a sitios web en forma instantánea.

Si piensa que el conocimiento tecnológico de sus hijos es mayor que su capacidad de usarlo con prudencia, preste atención a la brecha. Seguimos siendo los padres. Y es nuestro trabajo decir: "No, todavía no".

Los padres tienen que enseñar el uso responsable del teléfono celular

Los teléfonos celulares les dan acceso a los niños y adolescentes a un mundo que es a la vez portátil y privado. A diferencia de cuando hablan por teléfono en el hogar, con un teléfono celular usted no está presente para controlar lo que dicen o envían, o con quién hablan.

Lamentablemente, este acceso significa que los niños y adolescentes pueden usar estas poderosas herramientas de comunicación de un modo irresponsable. Es posible
que envíen mensajes de texto cuando deberían estar prestando atención a lo que sucede a su alrededor.

Es posible que se dediquen al "sexting" (envío de contenido sexualmente implícito a través de teléfonos móviles) mediante el envío o la recepción de imágenes o mensajes inapropiados. Los textos, las fotos y los videos vergonzosos captados con teléfonos se pueden enviar en forma instantánea o subir fácilmente a los sitios web.

Esta forma de intimidación por Internet se puede producir de manera rápida y anónima. Algunas otras cosas a tener en cuenta: El envío de mensaje de textos ha llevado a copiarse en clase, y los niños y adolescentes se envían, sin hacer ruido, las
respuestas entre sí. Es posible que sus hijos envíen mensajes de texto hasta bien entrada la noche, ya que usted no los oye.

Los teléfonos celulares pueden distraer a los niños y adolescentes de lo que sucede a su alrededor y puede costar caro. Los teléfonos móviles, y los planes mensuales que admiten el envío de mensajes de texto y acceso a Internet, pueden costar una pequeña fortuna.

¿A qué edad puede su hijo tener un teléfono celular?

Los teléfonos celulares se han convertido en un elemento indispensable para los niños y adolescentes, y la forma en que usan este elemento no siempre es obvia para los padres. Si su respuesta es "sí" a la mayoría de las siguientes preguntas, es posible que sea el momento de comprarle un teléfono celular a su hijo.
»»¿Son sus hijos bastante independientes?
»»¿Necesitan mantenerse en contacto por razones de seguridad?
»»Tener un acceso fácil a sus amigos, ¿los beneficiaría por razones sociales?
»»¿Piensa que usarán el teléfono celular de forma responsable (por ejemplo, no enviando mensajes de texto durante la clase o no molestando a otros con sus
conversaciones telefónicas)?
»»¿Pueden atenerse a sus límites de minutos para hablar y de descarga de aplicaciones?
»»¿Usarán las funciones de texto, foto y video en forma responsable y no para avergonzar u hostigar a otros?

Consejos para padres de niños de escuela primaria

Pregúntese a usted mismo: ¿Realmente necesitan un teléfono? Si decide que sí, pregúntese qué tipo de teléfono necesitan. Para los niños muy pequeños, existen teléfonos que usted puede programar con sólo algunos números de teléfono importantes. Para los niños más grandes de la escuela primaria, es recomendable que elija un teléfono que permita hacer llamadas pero no enviar mensajes de texto o instantáneos.
Asegúrese de que los niños pequeños entiendan las reglas. Si sus hijos tienen teléfono, asegúrese de haber programado los números de todos en los teléfonos para que muestren los nombres de las personas que llaman. Dígales a sus hijos que no respondan las llamadas de números desconocidos. Establezca reglas con respecto al tiempo para hablar, para qué se usan los teléfonos y cuándo deberían estar apagados. Además, es aconsejable que controle la hora de las llamadas para asegurarse de que se encuentran dentro de los límites que estableció.

Consejos para padres de preadolescentes

Asegúrese de tener el plan correcto para llamadas o mensajes de texto. Los planes telefónicos varían en la cantidad de minutos y mensajes de texto permitidos. Si usted les permite enviar mensajes de texto a sus hijos preadolescentes, consiga un plan con mensajes de texto ilimitados o afrontará facturas enormes.
Explíqueles que los teléfonos celulares son caros y que los "adicionales" cuestan dinero. Es posible que se le cobre por los tonos de timbre, las actualizaciones deportivas o el acceso a Internet.
Cree pautas para usar con sus hijos. No usar el teléfono en clase, apagarlo durante la noche y no usarlo durante la cena son algunas pautas habituales.
Asegúrese de que sus hijos estén usando el teléfono de forma apropiada. Esto significa que no deben enviar mensajes de texto groseros o sensuales ni fotografías o videos vergonzosos. Controlar los mensajes de texto que se reciben y se envían no es una idea terrible (aunque es probable que sus hijos piensen que sí lo es).
Hable sobre la intimidación por Internet. Dígales a sus hijos que recurran a usted si les sucede algo similar.
Dígales a sus hijos que no está permitido entablar charlas con contenido sexual de ningún tipo. Los niños y adolescentes a menudo usan en broma lenguaje sexual y un discurso sexualmente agresivo. Sin embargo, en un teléfono celular, un mensaje se puede reenviar fuera de contexto instantáneamente a cualquier persona, y los niños y adolescentes se pueden meter en todo tipo de problemas.
Establezca consecuencias reales para las infracciones a sus reglas. ¡Como sacarles el teléfono durante una semana!

Consejos para padres de adolescentes

No enviar mensajes de texto ni hablar mientras conducen. Nunca. Al conducir distraídos es cuando se producen los accidentes de tránsito, que son la causa principal de muerte de adolescentes. También es ilegal en un número, cada vez mayor, de estados.
Asegúrese de que respondan a su llamada. Muchos adolescentes tratan a las llamadas entrantes de sus padres como una molestia. Mientras sea usted el que pague las cuentas, ponga una regla: Tienen que responder cuando usted llama, a menos que estén detrás del volante.
Hágalos revisar la factura mensual. Permita que vean exactamente cuántos minutos pasan al teléfono o enviando mensajes de texto.
Asegúrese de prever un mayor uso del teléfono. Para el momento en que sus hijos llegan a la escuela secundaria, el teléfono está sonando todo el tiempo. Asegúrese de que sus planes telefónicos contemplen este tiempo adicional y establezca límites para que hagan una pausa y no estén "siempre encendidos".
Ponga límites. No usar teléfonos durante la cena. En el automóvil. En un restaurante. ¡Recuerde a sus hijos adolescentes que sólo les quedan un par de años en casa para tener conversaciones molestas con usted cara a cara!

¡Síguenos en Facebook para más consejos!

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.