Explora todos los artículos

Adicción a la tecnología: lo que los padres necesitan saber

Un día típico de un adolescente incluye hasta 9 horas de mandar mensajes de texto, videojuegos, videos y publicar en múltiples redes sociales, incluso mientras hacen la tarea. Eso es suficiente para que te preguntes: ¿es adicto mi hijo a la tecnología?

Si ves a tu alrededor, es fácil ver cómo los medios de comunicación y la tecnología han cambiado nuestra vida cotidiana, incluso cuando se compara con la década pasada. Hoy en día, llevamos nuestros aparatos tecnológicos a donde quiera que vayamos y dependemos de ellos para el trabajo, la escuela y nuestra vida social. Sin embargo, ¿cuáles son las desventajas de este estilo de vida de "conexión constante", sobre todo para los niños?

Para contestar estas preguntas, y sobre todo para ayudar a las familias a crear un estilo de vida saludable con los medios digitales, Common Sense analiza la investigación científica más reciente sobre el uso problemático de los medios de comunicación en nuestro nuevo informe Adicción a la tecnología: preocupaciones, polémica y cómo encontrar un equilibrio (PDF en inglés). Junto con el informe publicamos los resultados de una encuesta, titulada Cómo lidiar con los aparatos tecnológicos: la dinámica entre padres y adolescentes en la cual le preguntamos a los padres y a los adolescentes sobre sus sentimientos relacionados a la tecnología en su vida.

Lo que determinamos es que el uso problemático de los medios de comunicación es un problema emergente, sin embargo, la verdadera adicción a la tecnología, si bien está asociada con problemas muy graves, podría ser un riesgo real para solo unas cuantas personas vulnerables. El informe muestra que hay brechas grandes en las investigación relacionada con la adicción a la tecnología. Por ejemplo, ¿en qué momento se convierte dañino el uso problemático de los medios de comunicación? Y si la gente realmente no es adicta, ¿qué es lo que está pasando y cómo pueden ayudar los padres? Gran parte de las investigaciones existentes se realizaron con estudiantes de la universidad y adultos, y no de forma específica con niños. Para entender cómo los medios de comunicación afectan a los niños necesitamos investigaciones de mejor calidad. A continuación se presenta lo que sabemos.

Resultados destacados de la encuesta:

  • La mitad de los adolescentes y un cuarto de los padres sienten que son adictos a su dispositivo móvil.
  • Por lo menos un par de veces a la semana, más de tres cuartos de los padres y 41%  de los adolescentes sienten que otra persona se distrae con su aparato y no presta atención cuando están tratando de hablar
  • El 72 % de adolescentes y 48 % de padres sienten la necesidad de responder de forma inmediata a los mensajes de texto, redes sociales y otras notificaciones
  • A pesar de los conflictos, la mayoría de los padres sienten que el uso que sus hijos le dan a los dispositivos móviles no ha hecho una diferencia o ha ayudado con su relación.

Resultados del documento técnico:

  • La adicción al internet tiene la posibilidad de ser grave. No existe un acuerdo sobre si es una adicción verdadera, cómo medirla o si es algo que está muy relacionado o quizás causado por otro trastorno, como la depresión o el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Sin embargo, el "trastorno de videojuegos por internet", que involucra un uso excesivo de los juegos por internet, podría ser incluido en la próxima versión del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (el recurso que se usa para diagnosticar trastornos psiquiátricos) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.
  • Hacer varias cosas al mismo tiempo podría estar dañando nuestra habilidad de mantener el enfoque. Hacer varias cosas al mismo tiempo es una frase poco adecuada. Quizás pensamos que estamos haciendo múltiples cosas a la misma vez pero muchas veces solo estamos cambiando nuestra atención con rapidez de una tarea a la otra. Hay investigaciones que demuestran que hacer varias cosas al mismo tiempo puede dañar la capacidad de terminar las cosas, hacer que progreses más lento y hacer que sea más difícil recordar cosas que ocurrieron mientras hacías varías cosas a la vez.
  • El uso de los medios de comunicación y la tecnología es una fuente de problemas para muchas familias. Muchos niños sienten que sus padres revisan sus aparatos con demasiada frecuencia y gran parte de los padres tienen dificultades para establecer límites para el uso de los medios de comunicación y tecnología para sus hijos.

Aunque no hay respuestas fáciles, lo que sí sabemos es que los padres pueden tener un gran impacto en la forma en la que sus hijos usan los medios de comunicación. El desafío es encontrar cómo aprovechar al máximo la tecnología sin perder el control. Si usamos una estrategia equilibrada para los medios de comunicación y la tecnología, al establecer límites de tiempo de uso de los aparatos, establecer áreas para no usar aparatos y reducir el tiempo en el que se hacen varias cosas a la vez, puedes ayudar a toda tu familia a desarrollar hábitos saludables de uso de medios de comunicación.

¡Síguenos en Facebook para más consejos!

Michael Robb

Michael Robb is senior director of research at Common Sense, overseeing the research program, evaluation of organization impact, and program development research. He has published research on the roles of media and technology in children's lives in a variety of academic journals, and his work has been featured in press outlets such as the New York Times, the Washington Post, and NPR. Michael also has supervised community educational outreach efforts, helping parents and teachers make the most of quality children's programming. Michael received his B.A. from Tufts University, and M.A. and Ph.D. in psychology from UC Riverside.


Michael lives in Connecticut with his wife, two sons, and dog, Charlie. His hobbies include hiking, cycling, racquetball, escape rooms, video games, and binge watching great TV shows. Since having kids, he's now perfecting the art of picking up toys, building obstacle courses with pillows, and napping. He and his wife force their children to listen to showtunes in the car.