El ‘Common Sense Media Census’ retrata a los padres conectados

Cómo el entorno influencia el uso de medios y tecnología de los niños y qué podemos hacer para mejorarlo. By Michael Robb
El ‘Common Sense Media Census’ retrata a los padres conectados

Todos sabemos que los preadolescentes y adolescentes pasan mucho tiempo frente a las pantallas, sin embargo, ¿qué sabemos de sus padres? La nueva investigación de Common Sense Media, llamada The Common Sense Census: padres conectados de preadolescentes y adolescentes finalmente da algunas respuestas al respecto. Encuestamos a más de 1700 padres de niños entre 8 y 18 años sobre sus actitudes y preocupaciones sobre sus hijos y sobre ellos mismos con respecto al uso de medios. Esperamos que estos datos sobre cómo los padres usan los medios y la tecnología, y cómo administran, monitorean y hablan de esto con ellos, nos ayuden a criar niños que sepan interpretar los mensajes de los medios de comunicación y cómo comportarse de forma responsable y segura cuando los utilizan.

La buena noticia es que el reporte demuestra que los padres están tratando de dar un buen ejemplo con su uso de medios de comunicación y tecnología, y que definitivamente entienden los beneficios del uso de dichos medios en la vida de sus hijos. No, no somos perfectos, y el reporte revela la tensión que hay entre lo que hacemos y lo que queremos para nuestros hijos, pero estamos preocupados por nuestros hijos y la mayoría pensamos que tenemos un rol en la protección de los riesgos en línea. Finalmente, el reporte sugiere que cuando los padres están enterados de las actividades en línea de sus hijos, tienden a preocuparse menos, lo cual es una excelente razón para involucrarnos en la vida digital de nuestros hijos. A continuación te presentamos algunos de los resultados más importantes:

¡Los padres también usan mucho los medios de comunicación! En un día normal, los padres de preadolescentes y adolescentes estadounidenses pasan más de nueve horas usando medios y tecnología. El 82 % de ese tiempo (casi 8 horas) es de uso personal, como ver televisión, usar redes sociales y jugar videojuegos. El resto es relacionado al trabajo.

Los padres creen que hacen lo que predican. De hecho, el 78 % de los padres creen que son buenos modelos a seguir para sus hijos. Las madres tendieron a reportar esto más frecuentemente que los padres.

Muchos padres tienen preocupaciones relacionadas con el uso de las redes sociales y otras actividades en línea de sus hijos. Por ejemplo, el 43 % está preocupado porque sus hijos pasan demasiado tiempo en línea. Un tercio de los padres está preocupado porque la tecnología está afectando negativamente el sueño de sus hijos.

Los padres están enterados del uso de medios de comunicación de sus hijos. La mayoría de los padres dijeron que monitorean el uso de medios de sus hijos preadolescentes y adolescentes por su seguridad. Dos tercios de los padres dijeron que monitorear el uso de medios es más importante que respetar la privacidad de sus hijos. Más de dos de cada cinco revisan los dispositivos electrónicos de sus hijos y sus cuentas de redes sociales ‘siempre’ o ‘casi todo el tiempo’.

Los padres hispanos están más involucrados y más preocupados. Los padres hispanos están más enterados del uso de medios de comunicación de sus hijos y los administran más que los padres afroamericanos y blancos. Por ejemplo, el 60 % de los padres hispanos están preocupados porque sus hijos pasan demasiado tiempo en línea, en comparación con el 33 % de los padres afroamericanos y el 37 % de los padres blancos.

Como lo revela el reporte, los padres enfrentan un buen número de desafíos en la era digital. La gran cantidad de medios de comunicación y tecnología que existen hoy en día hacen que sea muy difícil monitorear y administrar nuestro uso de medios de comunicación y aún más el de nuestros hijos. Aunque las guías que explican cuánto tiempo en línea es adecuado son de gran ayuda, no hay reglas exactas sobre cuánto tiempo es suficiente y cuánto es demasiado.

Sin embargo, a pesar de estos obstáculos, las actitudes positivas de los padres sobre el rol de la tecnología son esperanzadoras. Deberíamos utilizar este optimismo para promover el uso de medios de comunicación y tecnología que apoyen el crecimiento personal y académico de nuestros hijos. Ser un buen ejemplo a seguir es una excelente forma de comenzar a promover un estilo de vida digital saludable y los padres pueden ayudar a establecer buenos hábitos a través de actividades familiares como comer la cena sin utilizar dispositivos electrónicos y usar medios de comunicación que refuercen sus relaciones. Supervisar con cuidado el ambiente de medios de comunicación de la familia es un paso importante hacia el desarrollo de las habilidades de ciudadanía digital que nuestros hijos necesitan para navegar el mundo digital de forma segura y responsable.   

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Michael Robb

Michael Robb is director of research at Common Sense, overseeing our research program, evaluation of organization impact, and program development research. Michael has been involved in issues involving media and... Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.