Explora todos los artículos

El tiempo frente a las pantallas en la era del coronavirus

El director de Investigación de Common Sense Media explica las razones científicas que hay detrás de las nuevas reglas de uso de pantallas.

Los padres y cuidadores tienden a enfocarse en cuál es el tiempo máximo frente a las pantallas que está bien para los niños. Pero, analizando las recomendaciones más populares, como la de la Academia Estadounidense de Pediatría, el mensaje, incluso antes de la pandemia del coronavirus, tiene otros elementos y está mucho menos enfocado en el tiempo.

Desde hace algunos años, los investigadores de los medios de comunicación han abogado por un cambio. En lugar de enfocarse en la cantidad de tiempo que pasan los niños frente a las pantallas, creen que hay que fijarse más en la calidad del contenido. Si los niños están consumiendo contenido de alta calidad que promueve la curiosidad y la imaginación, ¿por qué deben detenerse cuando hayan alcanzado el límite de tiempo frente a la pantalla? Otras investigaciones también han descubierto la importancia de la experiencia de los niños con los medios, dependiendo de quién acompaña a los niños (¿hermanos? ¿padres?), el propósito del contenido (¿educación? ¿entretenimiento?), y de quién habla con los niños sobre lo que están viendo. (Daniel Tigre y Stranger Things son excelentes temas de conversación para la hora de comer). En otras palabras: el contexto también importa.

Una de las cosas que la crisis actual realmente ha destapado en casa es cuán sociables son, y quieren ser, los niños. Los niños pueden estar viendo más Netflix y jugando más videojuegos de lo habitual. Pero también están haciendo más videochats, jugando videojuegos con compañeros de clase y aprendiendo sobre sus intereses en internet. Aunque nada puede reemplazar las interacciones en persona, usar la tecnología para fortalecer las relaciones es ahora más importante que nunca.

Con esto en mente, les dejo algunas recomendaciones sobre el uso de las pantallas durante este tiempo:

No te sientas culpable. Con cada ola de la pandemia, estamos viviendo perturbaciones en nuestras rutinas, fuertes impactos y hasta traumas. Si una familia está lidiando con situaciones de mucho estrés, la cantidad de minutos frente a la pantalla debería entre las últimas de sus preocupaciones.

No todo el uso de pantallas es igual. ¿Preocupado porque las tareas en línea de la escuela le están sumando más tiempo frente a la pantalla a tus hijos? Ni lo pienses. No se pueden meter todas las actividades frente a la pantalla en el mismo saco. Algunas son educativas; otras son solo para divertirse. Algunas son de alta calidad; otras son solo entretenidas. Lo que hacemos frente a las pantallas y cómo lo hacemos es más importante que el tiempo que pasamos frente a ellas.

El buen contenido es fundamental. Elige programas, juegos, etc., de alta calidad y apropiados para la edad de tus hijos. Utiliza nuestras recomendaciones para encontrar buen contenido.

Ponte creativo. Permite que tus hijos usen tu teléfono para tomar fotos y videos y que luego los decoren con calcomanías, cámara lenta y otras herramientas de edición. Diles algo como: "Toma diez fotos de cosas redondas, y luego escribe una historia que las conecte a todas". Pídeles que creen sus propios memes, graben una canción, hagan una coreografía de un video de baile; cualquier cosa que alimente su imaginación mientras hacen uso de estos dispositivos.

Utiliza la tecnología para reforzar relaciones. Las relaciones personales son críticas para el desarrollo saludable de los niños. La tecnología puede y debe ayudar a los niños a conectarse con amigos y familiares, colaborar entre ellos, jugar y compartir historias, fotos y videos.

Hablen sobre el tema. Estamos en una posición única en la que los niños tienden a usar más las pantallas, y nosotros tenemos la oportunidad de usarlas con ellos, o al menos de hablar con ellos sobre lo que están viendo y jugando. Pregúntales cuáles son sus juegos, series y personajes favoritos. Hablen de ideas y temas sobre los que leen o aprenden a través de un programa de televisión o un videojuego. Esta es una oportunidad para aprender unos de otros y compartir valores.

El equilibrio sigue siendo importante. Deberíamos buscar un equilibrio durante toda la semana. Entonces, ¿más tiempo frente a las pantallas? Está bien. Pero también deben encontrar tiempo para estar al aire libre de forma segura, mantenerse activos (con o sin pantallas), comer bien y hablar con amigos y familiares (en persona, por teléfono, en las redes sociales o por video chat).

El tiempo en casa con los niños brinda una oportunidad para reforzar nuestra relación con ellos, incluso a través de la tecnología y el contenido de los medios. Este no es el momento para decirle a los niños que no hagan algo que disfrutan y que, según queda demostrado por varias investigaciones, tiene efectos positivos cuando se usa correctamente. Hay una gran cantidad de contenido de alta calidad: permite que tus hijos lo usen, úsalo con ellos y no te sientas culpable por algo que puede ser parte de una infancia sana, especialmente durante estos momentos de tanto estrés.

Michael Robb

Michael Robb is senior director of research at Common Sense, overseeing the research program, evaluation of organization impact, and program development research. He has published research on the roles of media and technology in children's lives in a variety of academic journals, and his work has been featured in press outlets such as the New York Times, the Washington Post, and NPR. Michael also has supervised community educational outreach efforts, helping parents and teachers make the most of quality children's programming. Michael received his B.A. from Tufts University, and M.A. and Ph.D. in psychology from UC Riverside.


Michael lives in Connecticut with his wife, two sons, and dog, Charlie. His hobbies include hiking, cycling, racquetball, escape rooms, video games, and binge watching great TV shows. Since having kids, he's now perfecting the art of picking up toys, building obstacle courses with pillows, and napping. He and his wife force their children to listen to showtunes in the car.