¿Cómo apoyar el éxito y la felicidad de los niños latinos más allá de los estereotipos de género?

Consejos para familias latinas basados en el nuevo estudio de Common Sense Media “Cómo los estereotipos de género de las películas y programas de TV influencian el desarrollo de los niños”. By Viviana Reveron
¿Cómo apoyar el éxito y la felicidad de los niños latinos más allá de los estereotipos de género?

El nuevo estudio de Common Sense titulado Cómo los estereotipos de género de las películas y programas de TV influencian el desarrollo de los niños provee un marco para que los padres sepan cuáles son las consideraciones más importantes que deben tener en cada etapa del desarrollo de los niños al elegir contenido que permita que los niños sigan sus intereses y sean fieles a sí mismos, más allá de los estereotipos de género. Tomando en cuenta lo que se espera que sea el mercado de trabajo en el futuro, es importante que todos los niños estén abiertos a estudiar distintas carreras para que tengan la oportunidad de triunfar. Esto es importante, entre otras razones, porque uno de los resultados del estudio es que el 31 % de las madres creen que un niño de 8 años tiene un futuro más brillante que una niña de 8 años.   

Estos consejos fueron escritos considerando los matices culturales que enfrentan las familias latinas en relación con el género, como las reglas estrictas sobre lo que significa ser un hombre o una mujer y el lugar que deben tener en la sociedad. También consideramos el hecho de que en algunos casos, estos valores están mezclados con los valores estadounidenses, bien sea porque las familias tengan mucho tiempo viviendo en Estados Unidos o porque son latinos de segunda o tercera generación.

De 2 a 6 años de edad

A esta edad los niños descubren si son niños o niñas y qué tipo de habilidades, características y comportamientos están asociados con cada género. Por esta razón, es importante que tengan acceso a modelos a seguir diversos y que participen en diferentes tipos de juegos. Hay dos consejos para evitar que aprendan roles de género estrictos:

  • Ir más allá de las princesas y los superhéroes.  Estos personajes han conquistado el mundo, pero no dejes que sean el único “mundo” de tu niña o niño. Diles que las niñas pueden ser valientes, inteligentes y curiosas, y que los niños pueden ser sensibles y resolver problemas sin violencia. Si no te puedes separar de las princesas, trata de enfocarte en las que toman su destino en sus manos como Elsa o Elena de Avalor, y no te olvides de presentarles otros personajes como Dora y Doc McStuffins (La doctora juguetes). Si les gustan los superhéroes, busca los que trabajan en equipo, y en donde ambos sexos sean tratados con igualdad.

  • No limitar sus juguetes. Las niñas pueden divertirse con carritos y los niños pueden disfrutar de “cuidar” a un bebé de juguete. Deja que elijan, como debes saber, si en verdad quieren jugar con los juguetes de su hermana o hermano, sus propios juguetes no les parecerán nada divertidos. Puede que no te hayan criado de esta forma, pero es importante considerar una perspectiva abierta en cuanto al género.

De 6 a 10 años de edad

A esta edad, los niños aprenden qué características son atribuidas a los hombres y mujeres, y comienzan a aprender qué profesiones están asociadas con cada género, por esta razón intenta:

  • Presentarles personajes con diferentes personalidades y profesiones. Consigue personajes femeninos que sean muy lógicos y masculinos que estén en contacto con sus emociones. Muéstrales mujeres científicas e ingenieras y hombres que sean actores, maestros o enfermeros.

  • Compartir tu espacio con ellos. Lleva a los niños y a las niñas al parque y enséñales a jugar fútbol y béisbol, diles que pueden mejorar si practican, y lo más importante: ¡deja que se diviertan! Y cuando llegue el momento, comparte con ellos la felicidad de ver a tu equipo favorito jugando. ¿La mitad de la gente termina en la cocina cuando haces una fiesta? No dejes que ese tiempo en familia sea solo para las niñas y mujeres, comparte tus historias y recetas también con los niños, y déjalos ayudarte con tareas sencillas. Mira videos de cocina y aprendan recetas nuevas juntos, enséñale a los niños a cocinar, si te sientes cómoda haciéndolo, será una habilidad muy valiosa cuando crezcan.   

De 11 a 13 años de edad

Todos los cambios (o falta de cambios) que sufren sus cuerpos y hormonas hacen que los preadolescentes sean especialmente inseguros sobre la forma en la que se ven, visten y arreglan. Por eso, es buena idea:

  • Pensar dos veces antes de hacer de los concursos de belleza una tradición familiar. En muchos países latinoamericanos, los concursos de belleza definen cómo las mujeres deben lucir y comportarse, y ser una “miss” representa el máximo nivel de éxito que una mujer puede alcanzar.  Además, criticar cada pequeño defecto de las concursantes y sus vestidos suele ser parte del ritual de ver el concurso. Si ni siquiera estas mujeres son lo suficientemente perfectas,  ¿cómo puede sentirse una preadolescente sobre sí misma? ¿Cómo criticar a los niños si se burlan de la apariencia y ropa de sus compañeros?

  • Asegurarte de que entiendan que la belleza existe de diferentes formas. No solo los concursos de belleza y los medios en general les dicen a las niñas que ser “bella” significa ser alta, delgada (y en muchos casos blanca); también le dicen a los niños que deben ser musculosos y altos para ser considerados atractivos. Es importante que los niños entiendan que la mayoría de los latinos no son altos y que muchas latinas tienen curvas, y que eso no los hace menos bellos. Usa estos consejos para fomentar una imagen corporal positiva para niños y niñas.  

De 14 a 17 años de edad

A esta edad los adolescentes deciden qué carrera les interesa y también tratan de entender las relaciones románticas y el sexo. Considerando esto, intenta:

  • Dejar el drama de las telenovelas para los adultos. Los adultos entienden que las telenovelas son obras de ficción y cuán poco se parecen a la realidad de las relaciones románticas, pero los adolescentes que aún están aprendiendo cómo funcionan, pueden recibir mensajes problemáticos: planes complicados para hacer que alguien esté con ellos,  roles de género estereotipados en los que las mujeres son exitosas solo al casarse con el hombre correcto y villanos violentos que pertenecen a pandillas o actividades ilegales, no son los ejemplos que quieres para ellos. Mejor, consigue programas que muestren relaciones románticas saludables y relaciones no románticas entre ambos sexos.  

  • Conseguir buenos ejemplos a seguir. Los adolescentes latinos deben recibir un mensaje claro y rotundo: ellos pueden ser quienes quieran ser, y aspirar a ser exitosos en cualquier profesión. Esto es importante, porque no solo les toca sobrepasar los obstáculos relacionados con su género, sino también los relacionados con su cultura.  Es preocupante que en los Estados Unidos  solo el 29 % de las mujeres trabaja en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas(STEM, por sus siglas en inglés), sin embargo, el número de latinos es mucho más bajo (solo el 6.5 % de los empleados de las grandes empresas tecnológicas son latinos). Muéstrales historias de éxito de la vida real y personajes ficticios que sean modelos a seguir. Deja que intenten cosas nuevas, que aprovechen el poder de la tecnología y que sueñen tan en grande como quieran.        

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Powered by PubExchange (i)

 

Acerca de Viviana Reveron

Como Gerente de Contenido de Common Sense Latino estoy a cargo de la creación y distribución de contenido en diversos formatos para la comunidad hispanohablante. Nuestra misión como organización sin fines de lucro es... Lee más

Agrega tu comentario

Sign in or sign up to share your thoughts

PubExchange

Common Sense Media is working with PubExchange to share content from a select group of publishers. These are not ads. We receive no payment, and our editors have vetted each partner and hand-select articles we think you'll like. By clicking and leaving this site, you may view additional content that has not been approved by our editors.