A Black girl sits next to her mom and dad on a couch, all smiling. She is pointing at a smartphone that they are looking at together.

Concerned about social media, AI, and screen time?

Subscribe to our newsletter and get the best out of media and tech.

Explora todos los artículos

¿Cómo afecta a los niños la violencia que ven en los medios y las pantallas?

Q&A

Las investigaciones muestran que ver o reproducir contenido violento podría afectar a los niños. Esto se aplica tanto a la violencia real como a la ficticia que puedan ver en la pantalla. La violencia que los niños absorben a través de la televisión, las redes sociales, las películas, los juegos y otros entretenimientos puede:

  • Aumentar sus niveles de miedo, ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental.
  • Insensibilizarlos ante el dolor y sufrimiento de los demás.
  • Aumentar las posibilidades de que actúen agresivamente.

Por mucho que lo intentes, no podrás evitar por completo que vean contenidos violentos. El ciclo continuo de noticias y redes sociales pueden hacer que sea difícil evitar las imágenes perturbadoras. Si tu hijo se entera de un acontecimiento trágico o ve imágenes o videos explícitos, habla con él sobre el tema de una manera apropiada para su edad.

En casa, los padres y cuidadores tienen cierto control sobre lo que juegan y ven los niños. Si deseas limitar la cantidad de violencia que tu hijo ve en los contenidos de entretenimiento, lee las reseñas de los contenidos antes de hacer clic en el botón de reproducir. Busca contenidos libres de violencia y que tus hijos disfruten. Si tu hijo está preparado para ver contenidos violentos, puedes mostrárselos de acuerdo a su edad y hablarlo juntos. Mientras tanto, selecciona películas que no den demasiado miedo, busca alternativas a los juegos violentos y busca pódcast que les ayuden a expresar sus emociones.

Common Sense Media

Common Sense Media offers the largest, most trusted library of independent age-based ratings and reviews. Our timely parenting advice supports families as they navigate the challenges and possibilities of raising kids in the digital age.