Explora todos los artículos

Cómo ayudar a los niños a usar el videochat para las clases en línea

Evita problemas técnicos haciendo una prueba, chequeando tu equipo y repasando las normas de buena conducta para las lecciones en línea.

Si crees que enseñar buenos modales a tus hijos es difícil, intenta traducir todas esas lecciones ("¡Miren a la gente a los ojos!", "¡Dejen de hacer tonterías!") al mundo del videochat. Ese es el desafío que muchos de nosotros enfrentamos cuando enseñamos a nuestros hijos cómo se deben portar de una forma socialmente aceptable (¡y segura!) en Zoom, FaceTime, Skype y otras aplicaciones de videochat que necesitan para la escuela. No es difícil, pero se necesita algo de preparación: una prueba, una evaluación del equipo, reglas acordadas y algunos otros consejos que ayudan a preparar a los niños para el éxito.

Prepárate

Si tu hijo recibe clases en línea, asegúrate de que conozca el funcionamiento de todo el proceso. Revisar todos los detalles técnicos ayuda a los niños a sentirse más seguros con los nuevos procesos y equipos. Además, llegar a tiempo al videochat demuestra que tu hijo es consciente y respetuoso del tiempo de los demás.

Determina lo que necesitas: si es posible, identifica qué software de videoconferencia usará tu hijo (Google Hangouts, Skype y Zoom son algunos de los más populares). Regístrate en las plataformas que necesitarán (sí, ¡es posible que necesiten más de una!) Y pídele a tu hijo que anote sus datos de inicio de sesión para que esté listo a la hora acordada.

Revisa las funciones: cada plataforma de videoconferencia funciona de manera diferente. Es importante que te asegures de que los niños conozcan las funciones básicas, por ejemplo: cómo responder a una videollamada; hacer una videollamada; unirse a una reunión a través de un enlace o iniciar sesión; pausar el video; silenciar el sonido; utilizar el chat de texto (si la plataforma lo ofrece); compartir su pantalla (para que puedan trabajar juntos en algo); grabar la clase; y utilizar cualquier otra función especial.

Crea un calendario: si tu hijo no usa un calendario en línea, crea uno (Google ofrece uno básico, pero la escuela de tu hijo puede usar otro). Ayuda a tu hijo a agregar sus clases a su horario y configura alertas para avisarle cuándo debe prepararse para la clase.

Ajusta el sonido y el video: asegúrate de que la cámara esté encendida y funcionando. Prueba el micrófono para saber si funciona. Puedes probar la cámara y el micrófono en tu sistema, pero lo ideal es hacer los ajustes en el software de videoconferencia que utilizarás para poder guardar tu configuración.

Consigue el equipo necesario: los niños pueden necesitar auriculares, un micrófono y papel y lápices para tomar notas. (Mira las asignaciones para saber si los niños necesitan algo adicional para sus clases en línea).

Enchufa el equipo y cierra todas las demás pestañas: las videoconferencias consumen mucha energía de la computadora o tableta. Es una buena idea mantener los dispositivos enchufados y, si es posible, usar un cable Ethernet para conectarte directamente a internet. Para evitar que el video tenga saltos o interrupciones, cierra todas las demás pestañas para que el dispositivo dirija toda su potencia al video.

Haz una prueba para practicar: esa es una buena manera de preparar a tu hijo para lo que le espera en el entorno de la clase en video. Si tienes dos dispositivos, puedes configurar la plataforma que usarán, o simplemente usar FaceTime y el videochat como si estuvieras dando la clase. Imagina que eres el maestro y envíale a tu hijo una invitación para una reunión.

Establece expectativas sobre cómo debe comportarse tu hijo frente a la cámara: mira de frente a la pantalla; silencia el micrófono cuando no estés hablando; activa el sonido cuando estés listo para hablar; apaga la cámara si necesitas sonarte la nariz; etc.

Ayúdalos, pero no estés encima de ellos

Si tus hijos son más pequeños o están aprendiendo a usar el videochat, es una buena idea mantenerse atento a cómo van las cosas. Después de repasar las reglas con los niños mayores puedes dejarlos solos (como en cualquier día escolar).

Niños más pequeños: instala el dispositivo en un área donde tú o alguien de tu familia pueda asegurarse de que todo va bien y estar disponible para ofrecerles ayuda técnica. Si los niños no se están portando bien, asegúrate de intervenir.

Niños mayores: déjalos tener algo de privacidad. Deben poder participar sin preocuparse de que los escuches, así que déjalos instalarse en un sitio que les dé cierta libertad. Siempre puedes ver qué están haciendo más tarde.

Reglas de conducta

Ponte de acuerdo con tu hijo en cómo es una buena conducta en el videochat.

Elige un fondo neutro: ayuda a los niños a crear un espacio donde puedan tener paz y tranquilidad con, si es posible, un fondo sencillo.

No lleves tu dispositivo al baño: al igual que en la escuela normal, ve al baño antes de la clase. Si hay una emergencia, asegúrate de que los niños sepan cómo desactivar temporalmente el video y silenciar el sonido y luego volver a encender todo. Practica esto porque sucederá más de lo que crees.

Sé respetuoso con los demás: dile a tu hijo que sea cortés con el maestro y con los demás. Dile que este es un momento inusual para todos y que portarse bien es de gran ayuda para los maestros, quienes están trabajando muy duro.

No jueguen con las herramientas: a los niños se les presentarán muchas herramientas nuevas y divertidas en su software de videochat, y es posible que sientan la tentación de usarlas mal. Aunque los maestros pueden evitar muchas travesuras si tienen cuidado con su entorno, los niños aún deben cumplir las reglas. El "Zoombombing", cuando la gente comparte imágenes inapropiadas durante una reunión, puede tener consecuencias graves. Además, si los enlaces de las reuniones se comparten públicamente, cualquiera puede unirse a la clase de tu hijo y causar interrupciones, así que asegúrate de que los niños no las publiquen.

Reduce las distracciones: no presentes mascotas, uses juguetes ni uses disfraces mientras estés en la pantalla, a menos que tu maestro te pida que lo hagas.

Mantente seguro: los participantes pueden grabar el videochat en vivo y hacer capturas de pantalla. Independientemente del entorno, es importante que los niños sean conscientes de que los demás pueden usar su imagen y audio para que se porten bien en todo momento.

Caroline Knorr
Caroline is Common Sense Media's former parenting editor. She has many years of editorial and creative marketing writing experience and has held senior-level positions at Walmart.com, Walmart stores, Cnet, and Bay Area Parent magazine. She specializes in translating complex information into bite-sized chunks to help families make informed choices about what their kids watch, play, read, and do.