A Black girl sits next to her mom and dad on a couch, all smiling. She is pointing at a smartphone that they are looking at together.

Concerned about social media, AI, and screen time?

Subscribe to our newsletter and get the best out of media and tech.

Explora todos los artículos

Teléfonos celulares y dispositivos: una guía para padres y cuidadores

Cómo ayudar a preadolescentes y adolescentes a usar sus teléfonos de forma segura y responsable.

Preteen girl using smartphone next to parent/caregiver. The parent/caregiver has her arm around the child. h

En Estados Unidos, alrededor de la mitad de los niños tiene un teléfono celular a los 11 años. Cuando le das a tu hijo un teléfono celular, le estás dando una poderosa herramienta para la comunicación y el entretenimiento. Estos dispositivos se convierten en un compañero inseparable en la vida de preadolescentes y adolescentes, una fuente de conexión, creatividad y, sí, incluso de distracción.

Aquí hay algunas recomendaciones para que padres y cuidadores puedan guiar a sus hijos para que usen sus teléfonos de forma saludable y responsable.

¿Cuál es la edad adecuada para darles un teléfono a los niños?

La edad adecuada para darle a un niño su primer teléfono celular la decides tú. La edad no es tan importante como el nivel de madurez de tu hijo, su capacidad para seguir reglas en casa y en la escuela, y su sentido de responsabilidad, así como las necesidades de tu familia.

Si crees que las habilidades tecnológicas de tu hijo son mayores que su capacidad para utilizar el teléfono con sensatez, presta atención a esa disparidad. Es posible que debas decir: "Aún no".

Puedes considerar estas preguntas:

  • ¿Demuestran tus hijos sentido de responsabilidad, por ejemplo, te avisan cuando salen de casa? ¿Regresan a la hora que dijeron que lo iban hacer?
  • ¿Tus hijos usualmente pierden cosas como mochilas o carpetas de tareas escolares? Si es así, es probable que pierdan también un teléfono.
  • ¿Tus hijos necesitan comunicarse contigo por motivos de seguridad?
  • ¿Tener fácil acceso a sus amigos los beneficiaría en el aspecto social?
  • ¿Crees que usarán el teléfono celular de forma responsable, por ejemplo, no usarán el chat durante la clase ni interrumpirán a los demás con sus conversaciones telefónicas?
  • ¿Respetarán los límites que les impongas con respecto a cuándo, dónde y cómo usar sus teléfonos?
  • ¿Usarán las funciones de texto, fotos y video de forma responsable y no para avergonzar o acosar a otros?

Añadir a un miembro de la familia a tu plan de servicios puede ser costoso. Para el primer teléfono de tu hijo, considera estas opciones:

  • Un reloj inteligente con funciones limitadas, como GizmoWatch de Verizon o TickTalk.
  • Un teléfono prepagado que no te comprometa a un contrato a largo plazo.
  • Un teléfono básico con iconos grandes y una gama de funciones limitadas, como el Nokia 225.
  • Un teléfono plegable, como el Jitterbug Flip, que fue diseñado para personas de la tercera edad pero que es genial para los niños también porque tiene números grandes y seguimiento mediante GPS.
  • Operadores con prepagos de bajo costo, como Boost, Mint, Twigby y Tello.

¿Cuáles son las reglas de seguridad básicas para el uso de los teléfonos celulares?

Hablen de estas reglas antes de darle un teléfono celular a tu hijo.

Textos

  • Respeta a las personas con las que estás chateando por texto, y a los que te rodean.
  • Ten cuidado. Asume que incluso los mensajes de texto privados pueden volverse públicos.

Llamadas

  • Verifica quién es la persona que llama. No respondas llamadas de números que no conoces.
  • ¡Responde siempre el teléfono si te llama un padre o cuidador!

Tomar fotos y videos

  • Pide permiso antes de tomarle una foto a alguien, grabar un video o compartir cualquier cosa.
  • No avergüences públicamente a nadie. No publiques la foto de alguien (especialmente si no es favorecedora) sin su permiso.

Aplicaciones y descargas

  • Aplicaciones, juegos, música y actualizaciones dentro de las aplicaciones pueden costar dinero real. Sigue las reglas de tu familia con respecto a lo que puedes y no puedes comprar, y si necesitas permiso para hacer descargas.
  • Puede que no tengas acceso a todo si los controles parentales están activados. Dependiendo de las reglas de tu familia, algunos contenidos, descargas y compras dentro de las aplicaciones pueden estar bloqueados.

Publicar

  • Piensa antes de publicar cualquier cosa. Sé muy selectivo con respecto a lo que publicas desde tu teléfono.
  • Mantén la seguridad. Compartir información privada y usar servicios de localización puede ser peligroso.

¿Cuáles son las reglas de uso de los teléfonos en la escuela?

Cada escuela y maestro tiene diferentes reglas con respecto al uso de los teléfonos celulares. Sin embargo, la mayoría permiten a los alumnos llevar sus teléfonos siempre que los tengan apagados durante la clase. Revisa las reglas de la escuela, y asegúrate de que tus hijos sean lo suficientemente maduros para seguirlas. Aquí hay algunas reglas generales para los estudiantes:

  • Los niños deben usar sus teléfonos pocas veces y solo cuando esté permitido. Esto puede ser antes o después del día escolar, pero no durante el mismo. Los pueden usar para pedir que les den un aventón; si sus planes cambian; si hay una emergencia; o si un padre o cuidador llama.
  • Se sabe que algunos estudiantes han usado los teléfonos de forma indebida en la escuela. Asegúrate de que sepan que no deben usar el teléfono para cosas incorrectas como hacer trampa, tomar fotos o videos de otras personas sin su permiso, y más. (Es posible que quieras hablarles sobre cómo a veces los teléfonos se pueden usar para grabar momentos de injusticias).

Y en cuanto a los adultos, aunque puedes estar tentado a enviar mensajes de texto a tu hijo durante el día, evítalo a menos que sea algo realmente urgente.

¿Cómo puedo lograr que mis hijos guarden sus teléfonos?

Te puede molestar que tus hijos estén todo el tiempo mirando el teléfono, pero es una parte normal de la vida de muchos niños. Mantenerse en contacto con sus amigos es importante para los preadolescentes y adolescentes. Sin embargo, si el uso del teléfono está interfiriendo con el tiempo en familia, la tarea u otras responsabilidades, puede ser hora de ayudar a tu hijo a manejar el uso de su teléfono.

  • Ayuda a los niños a reflexionar sobre cómo usan el teléfono habitualmente a través de una conversación abierta y sin críticas. Luego dales una herramienta como los Planes de uso de la tecnología para la familia, para sugerirles cambios y que establezcan metas para sí mismos.
  • Ayuda a los niños a encontrar espacios para tener conversaciones cara a cara. Guarden los teléfonos durante momentos de conversaciones importantes como las comidas, cuando van en el automóvil o el transporte público.
  • Dales ejemplo de los modales y la conducta que quieres ver. Evita chatear en el automóvil. Considera describir lo que estás haciendo con el teléfono ("Estoy buscando la dirección de la fiesta"), para que los niños pequeños entiendan por qué lo estás usando. Asegúrate de disculparte si tienes que interrumpir un momento familiar para atender una llamada.
  • Carga los teléfonos de los niños en un área común durante la noche. Quitarles el teléfono puede darles a los niños el descanso que necesitan.
  • Establece cuáles serán los castigos si usan mal el teléfono. Si tu hijo tiene dificultad para dejar de lado el teléfono cuando se lo pides o está teniendo otros problemas de conducta con su teléfono, considera quitárselo por un tiempo o fijar límites en cuanto a los lugares para usarlo.
  • Comprende los motivos por los cuales tu hijo puede usar mucho el teléfono. Puede estar recibiendo mensajes de un amigo que está angustiado, un juego o aplicación que envía notificaciones para llamar su atención, o pueden estar evitando una interacción estresante con alguien en casa. Hablar con ellos puede ayudar a aclarar lo que motiva a tus hijos a usar sus teléfonos.
Common Sense Media

Common Sense Media offers the largest, most trusted library of independent age-based ratings and reviews. Our timely parenting advice supports families as they navigate the challenges and possibilities of raising kids in the digital age.